Alérgenos

A día de hoy en España en al menos uno de cada cuatro hogares alguno de sus miembros tiene alguna intolerancia alimentaria (personas cuya ingesta de ciertos alimentos les puede provocar afecciones intestinales o malas digestiones) o alergia a ciertos ingredientes presentes en las comidas (en este último caso se engloba a aquellas personas cuyos síntomas tras ingerir alguno de estos alérgenos van desde urticarias hasta efectos más graves como shocks anafilácticos). (fuente, NIELSEN – 2016)

Siguiendo fielmente el Reglamento de obligado cumplimiento 1169/2011 del Parlamento Europeo, donde se indica que en el etiquetado de los alimentos se deben incluir, si los hubiera, al menos 14 de los alérgenos más comunes Tappers, por su proceso de fabricación, puede garantizar que los platos que cocina son aptos, en su caso, para el consumo por personas que desarrollan alguna intolerancia o alergia a algunos de estos alérgenos, especificándolo en el etiquetado de sus envases así como en la información contenida en la ficha de cada plato en la web.

Conseguir esta seguridad no es fácil. Prueba de ello son las constantes auditorías que llevamos a cabo para poder certificar el control de los alérgenos en cada uno de nuestros tappers, consiguiendo un plus de confiabilidad para nuestros consumidores. Para lograrlo desarrollamos una política de control estricto que evita contaminaciones cruzadas en el proceso de cocinado. Así, podemos certificar la existencia o no tanto de trazas como de alérgenos de manera fehaciente y sin ninguna duda.

Y es que la selección de los ingredientes por nuestros chefs para desarrollar tappers basados en el control de los alérgenos no supone perder ni calidad ni sabor en nuestras recetas. Ni siquiera el verse incrementado su precio. Además de platos «seguros» todos ellos mantienen el sabor y el nivel nutricional de nuestra carta para que personas con intolerancias / alergias alimenticias o sin ellas puedan disfrutar de nuestros tappers de igual manera.

0
Tu carrito